13/8/12

Las pinturas me hablan

No creo que este enloqueciendo, de hecho estoy seguro que no estoy loco, pero las pinturas me hablan, esas temperas viejas y oxidadas me piden que le saque a raspones lo ultimo que les queda de pigmento, los lapices que me exigen que los raye contra papeles, las paredes que imaginan mis dibujos gigantes, y me di cuenta yo solo de que estoy solo en esto, y es hermoso. Por otro lado los papeles me recuerdan que siempre son guerreros dispuestos a revolver su armadura de colores y plumas. Hasta no resolver todos sus acertijos no se calman, y a veces hay que dejarlos morir sin resolverlos.

Después llega la razón, que siempre llega tarde, como el titulo y la critica. Sé que esto no es literal, que no me hablan las pinturas y más bien me guían. Los materiales guían al artista, y no es necesario domarlos como dice un polvoriento manual ilustrado, mejor que las pinturas hablen por si solas teñidas por la mancha humana, a veces maldita y pretensiosa pero al final es huella historica y pienso en mis errores, quiero tener más para poder regenerarme más seguidas como un viejo cactus o planta herida y carnosa.